Costo Argentino: la carga tributaria contra los hoteles, uno de los temas del Coloquio de FEHGRA

En el marco del XIV Coloquio Tributario que la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) realizó los días 26 y 27 de octubre en Bariloche, se llevó a cabo el panel “El Costo Argentino: un enfoque desde lo tributario, laboral y previsional”. Los disertantes fueron los doctores Nadin Argañaraz, Daniel Suffredini y Rafael Miranda, mientras que el moredador del panel fue el doctor Rolado Dominé.  La carga tributaria contra los restaurantes y hoteles es uno de los principales factores de la pérdida de competitividad, además del costo laboral y previsional.

Cabe recordar que la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Bariloche (AEHGB), es la Filial de FEHGRA anfitriona del encuentro federal que reúne a especialistas de todo el país.

En ese marco, Nadin Argañaraz, mencionó que “la presión tributaria Argentina hoy es record, la carga impositiva sobre los restaurantes y hoteles es grande. Esta carga llega al 40 por ciento del precio al que el hotel vende sus servicios. La misma conlleva seguridad social, IVA, impuesto inmobiliario, impuesto al cheque, impuestos municipales, obviamente es una carga impositiva significativa. Un restaurante, de su factura, el 40 por ciento son impuestos y en este sector si no se trabaja no se puede generar empleo”.

Sobre ello, agregó que “en nuestro país los aportes y contribuciones a la seguridad social superan el 40 por ciento, SIPA, PAMI, Asignaciones familiares, el fondo nacional de desempleo, obras sociales, con esto estamos en el 40 o 44 por ciento, además hay que sumar sindicatos, seguros de vida, ART y otras cuestiones”.

“En la comparación internacional argentina tiene un aporte personal del 34,6 por ciento del total y si lo medimos contra nuestros competidores vemos que por ejemplo Brasil tiene el 32.1 por ciento y Uruguay el 30.5. En promedio América Latina y el Caribe tienen el 21.3 por ciento”, especificó.

“Además estamos entre los países con mayor aporte personal, y entre los de mayor contribución patronal. Brasil y Colombia rondan el 25 por ciento y Argentina el 21, Chile es el último con una carga del 4 por ciento”.

Sobre el costo de un sueldo, Argañaraz comentó que “A un empresario argentino, un trabajador le cuesta U$S17,664 por año, aproximadamente unos U$S 1600 mensuales si lo dividimos en 13 salarios, Costa Rica, Brasil, Uruguay y Chile lo tienen por US$ 10.000 anuales”.

“Además hay que agregar la carga social. En argentina un trabajador anual cuesta US$26.857, mientras que en Uruguay, Brasil y Chile les cueta US$14.000 anuales, casi la mitad. Para que haya una devaluación el tipo de cambio debería estar en los $34 para equipararnos con el resto de los países. Acá hay un desafío muy grande para la economía Argentina en esta materia”, sostuvo.

Por su parte, el doctor  Daniel Suffgredini  hizo hincapié en el costo previsional no tanto desde lo técnico, sino desde el lado empresarial. “Sobre lo que cobra un trabajador se paga un 50 por ciento más, es decir que del 100 por ciento, el 33 por ciento no llega al bolsillo del trabajador, pero a nosotros nos cuesta. Nos sentamos en una mesa el empresario, un trabajador y el ministerio de Trabajo y lo primero que conversamos es ¿Cuánto van a dar de porcentaje de aumento? Entonces se pregunta si va a ser o no remunerativo. Para nosotros un empelado tiene un costo laboral anual de $300.000 o $350000 depende de la región, esto nos hace posicionarnos muy mal en la región”.

“El costo nacional en lo laboral hace muy difícil el camino y el panorama es complicado en  vez de expandirnos y de crear puestos de trabajo, estamos pensando en achicar costos”, agregó.

“El ministerio, el sindicado y los empresarios se ponen de acuerdo en firmar el acuerdo fuera del básico para que el empresario pueda cerrar una parte de ese costo y el trabajador reciba un poco más y con ello debilitamos las cajas de jubilaciones a futuro”.

Luego, dijo que “esperamos que las reformas laborales que se vienen puedan dejarnos a nosotros generar mano de obra, porque sentimos que la economía Argentina es como una carrera con obstáculos”.

A su turno Rafael Miranda destacó en su disertación “la bancarización y los efectos de la venta de crédito. Cuando la actividad hace una venta de 100 pesos finalmente quedan 86,30. Es imprescindible que la gente sepa lo que está pagando cuando se bancariza”.

Por ejemplo, “ingresa un valor de 100 pesos y se terminan acreditando 90.74 producto del IVA, la retención de IVA. Tenemos en el país un 2,5 sobre la venta, cuando en Europa es de 0.5. Tenemos impuestos a los débitos y sobre todo esto tenemos 25 días desde la compra hasta la acreditación. En definitiva nos queda finalmente 86.30. Y el 40 por ciento de las retenciones en el país son sólo de ingresos brutos”.

El XIV Coloquio Tributario está dirigido a los asesores tributarios y dirigentes de las 63 Filiales de FEHGRA en todo el país, cuenta con la participación de destacados especialistas en la materia, como los doctores Humberto Bertazza, presidente del Consejo de Ciencias Económicas de CABA; y los doctores Nadin Argañaraz y Rafael Miranda, entre otros referentes.

En ese marco se analizan temas de política tributaria en relación con la actividad hotelera, gastronómica y turística, como “Devolución de IVA a Turistas Extranjeros”, “El Costo Argentino: Enfoque Tributario, Laboral y Previsional, y el Impacto de la Bancarización en el Sector”, “Situación Fiscal Posblanqueo”, “La Ecotasa y la Experiencia de Bariloche”, entre otros.